Gestión de Empresas Agropecuarias | El campo derrama por goteo
179
post-template-default,single,single-post,postid-179,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in agro

El campo derrama por goteo

Fuente:LaVoz

Las expectativas que la economía había puesto en el agro para este año eran muy altas. Sin las retenciones a la exportación de granos (con excepción de la soja, que quedó en 30 por ciento) y con el peso devaluado, se anticipaba una fuerte recomposición de la rentabilidad del productor y, por lo tanto, un derrame hacia otros sectores de la economía.

Es cierto que algunas señales de este tipo ya se están viendo en la economía (ver página 2 ). No obstante, lo que sucedió en lo que va del año muestra que habrá derrame, pero que será por goteo y en etapas. Es más, la expectativa generalizada es que este sea un año bisagra y que el productor empiece a invertir recién a partir de 2017. Estos fueron los datos que intercambiaron proveedores de insumos y servicios y productores, el jueves pasado, en la 13ª Jornada Soja con Sustentabilidad, convocada por el grupo Agrovoz , con el apoyo del Ministerio de Agricultura de la Provincia y la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA) en el complejo Dinosaurio Mall. Después de varios años en los que el productor trabajó con una rentabilidad muy exigua, el exceso de lluvias dividió al sector agropecuario en dos: los casi mil productores agropecuarios que abarcaban 920 mil hectáreas anegadas en la provincia (más de 11 por ciento de la superficie), para las cuales la cosecha fue “pésima”; y por otro lado, los productores que esquivaron el fenómeno climático y se encontraron con un aumento en los precios internos.

“Hubo una mejora en la rentabilidad, pero los costos subieron porque los insumos están en dólares y subió el precio del flete. El margen bruto está levemente por debajo de las últimas siete campañas, pero está por encima de la campaña 2014/2015”, dijo Ramiro Farías, del departamento de Información Agronómica de la BCCBA. Para el economista, el productor este año apunta sus inversiones a semillas, fertilizantes y algo de maquinaria agrícola; además, crece también la actividad entre los contratistas, aquellos que trabajan en arrendamientos o que venden servicios de tecnología en cultivos e información para el monitoreo de rendimientos.

“El que no le afectó lo climático recién ahora está empezando a ponerse en pie. De acá en adelanta va a empezar a invertir más fuerte; pero van a pasar un par de campañas hasta que empiece a pensar en agregado de valor”, señaló Farías.

Sumado a que algunos sectores del campo pasan un mal momento, como la cadena láctea, estas son las razones por las que el empleo en el sector sigue en baja. Según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa), el empleo en mayo mostró una caída interanual de 3,1 por ciento.

Teo Zorraquín, de la consultora Zorraquín + Meneses, menciona que hay que diferenciar al productor agrícola del ganadero o del tambero. “Este año el productor va a respirar un poco, pensar qué quiere hacer. El riesgo es pensar en quedarse así”, resaltó.

Para el consultor, el agro argentino es un movilizador de la economía del interior el país. Primero va a mover el consumo; por ejemplo, más fertilizantes y semillas o cambiar la camioneta, y luego pensará en otras inversiones.

“Es difícil imaginar un mediano plazo sin inversión. Antes, el productor podía echarle la culpa al Gobierno; ahora tiene que hacer competitiva su ‘empresa’. En qué invertir, nadie puede decirlo; el productor debe recuperar la capacidad de innovación e invertir en lo que sabe hacer, en agricultura y más campos”, advirtió.

Mientras tanto, David Miazzo, economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada), recalca que la primera inversión será “tranqueras adentro” (agroquímicos y semillas); un segundo nivel de inversiones también será interno, con maquinaria, sembradoras, camionetas y tecnología; pero hay un tercer nivel de inversiones, como las inmobiliarias, que tendrá que esperar a 2017.

Un dato importante, agrega, es que se espera 30 por ciento más de superficie sembrada de maíz en la campaña 2016-2017, lo que generará un mayor movimiento de camiones en fletes, ya que requiere el doble de camiones por hectárea en relación con la soja.

Este es un dato que todo el sector del transporte de carga está siguiendo de cerca.

Participación

El agro en la economía. El peso de la producción primaria en el PGB de Córdoba.

3%. Un crecimiento de 10 puntos en la producción del agro genera un impacto indirecto de tres en el producto bruto geográfico de Córdoba y de 2,6 por ciento en el empleo, según la BCCBA y el Ieral.

El derrame

A dónde fue la inversión. La suerte de la actividad económica ligada al agro.

2,3% creció el stock bovino nacional hasta abril, con lo que llegó a 52,6 millones de cabezas, según el Senasa.

10,3% fue la baja interanual del empleo en el agro en mayo; 9.895 puestos menos, según datos del Sipa.

11,3% fue el alza anual en el patentamiento de pick-ups hasta julio, según datos de Acara.

-3,1% fue la baja interanual del empleo en el agro en mayo; 9.895 puestos menos, según datos del Sipa.

Ingresar un comentario

happy wheels